El autónomo se podrá deducir hasta 26,67 euros al día por dietas

Un cambio se ha realizado en los autónomos a la hora de deducir, ya era hora.

Los partidos políticos y representantes del Ministerio de Hacienda estuvieron negociando en el Congreso de los Diputados  la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. La negociación llego que los autónomos se podrán deducir en el IRPF hasta 26,67 euros al día por manutención, si están en el extranjero la cifra puede llegar hasta los 48,08 euros.

En el caso que el autónomo pase la noche fuera de su residencia la deducción se puede duplicar, estas cifras ya se contemplan en el reglamento del IRPF .

En cualquier caso, los pagos que realiza el trabajador por cuenta propia deberán ser en formato telemático y en establecimientos hoteleros y de restauración. Esto es así para asegurar que queda un rastro de la operación y evitar posibles fraudes. En el acuerdo, en el que ha participado activamente la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), se sumó a última hora también Esquerra Republicana. La norma fue aprobada en la Comisión de Empleo por unanimidad y se enviará al Senado. Algunas medidas entrarán en vigor en 2018 y otras después del verano

Fuentes de las negociaciones aseguran que la exención de las dietas estuvo en el aire hasta que se obtuvo el visto bueno del Ministerio de Hacienda. Sin embargo, la deducción del 50% para los gastos ligados a los vehículos que tienen uso particular y profesional no pasó el filtro. La medida, que aparecía en la propuesta inicial de Ciudadanos, se cayó a última hora.

La ley también contempla que los autónomos que trabajan en casa puedan deducirse parte de los suministros de agua, gas, electricidad, telefonía e internet. Se trata de un punto polémico. Hasta el año pasado, la Agencia Tributaria no permitía por regla general deducir los suministros con la excusa de que no había forma de determinar qué parte era uso profesional y qué parte particular. Sin embargo, una resolución vinculante del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) determinó que sí existía el derecho a deducción. Aun así, no quedó nada claro cómo podía el autónomo aplicar este beneficio fiscal y justificar el porcentaje de uso de los suministros ligados en una actividad profesional. El propio TEAC sugirió un “criterio combinado de metros cuadrados” de la vivienda destinada a oficina o taller y “los días laborables de la actividad y las horas en que se ejerce dicha actividad”.

Finalmente, la nueva norma establece que los autónomos se podrán deducir “el porcentaje resultante de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior”. ¿Y esto qué significa? Si un autónomo tiene en una vivienda de 100 metros cuadrados y utiliza 20 como oficina o taller, podrá deducirse el equivalente al 30% del 20% que se destina a actividad económica. Es decir, el 6% de la factura de los suministros será desgravable. El cálculo, que fue propuesto por Hacienda, es un poco rocambolesco e implica limitar mucho y de forma deliberada la posibilidad de deducir los suministros. El autónomo siempre tiene la posibilidad de intentar demostrar que tiene derecho a un mayor porcentaje de desgravación como motivo de su actividad.

La ley de autónomos, que saldrá adelante por unanimidad también contempla otras medidas como la ampliación de la tarifa plana de 50 euros en las cotizaciones sociales para los nuevos autónomos. Hasta ahora, la bonificación se limitaba a seis meses que a partir del próximo año será de un año. La tarifa plana también se aplicará para las mujeres que vuelvan al trabajo tras ser madres. En la misma línea, se fija una exención del 100% en la cuota de autónomos durante doce meses por cuidado de menores o dependientes.

El Congreso también dio luz verde a que los trabajadores por cuenta propia se puedan dar de alta y de baja hasta tres veces en un año en el régimen de cotizaciones (RETA). Con ello se pretende que la cotización esté más en consonancia con los días realmente trabajados.

Los recargos por retraso en los pagos de la Seguridad Social ya no serán el 20%, sino que bajarán al 10% en el primer mes.

Posts relacionados

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies