Se trata del primer vuelo ‘low cost’ de larga duración, ya que cubrirá más de 12 horas y 10.885km.

Esta nueva ruta fue anunciada el pasado mes de abril y está programada para que funcione cuatro veces por semana. El viaje es desde el aeropuerto de Gatwick, aterrizando el día siguiente a las 6:15 en el de Changi.

Norwegian al igual que su vuelo Barcelona – Miami(unas 9 horas) lo realiza con un Boeing 787-9 Dreamliner con todas las comodidades de estos nuevos aviones. Tiene un doble pasillo y puede transportar en torno a 300 pasajeros. Consume un 20% menos de combustible que cualquier otro avión de su mismo tamaño. Además, los asientos cuentan con pantallas personales de once pulgadas y puerto USB para cargar nuestros dispositivos.

Este nuevo recorrido es parte de la continua expansión global de la aerolínea que día a día realiza nuevos trayectos. En febrero anunció vuelos directos desde el noreste de Estados Unidos a Europa por tan sólo 180 Euros, en julio de Londres a Chicago y Austin por 320 euros y desde febrero de 2018 también operará en Buenos Aires.

El CEO de Norwegian mostró su satisfacción en un comunicado de prensa en el que afirmó sentirse encantado de aprovechar sus populares vuelos a Estados Unidos para “ofrecer a los clientes de ocio y negocios un acceso más asequible a Singapur y Asia como nunca antes se había hecho”. El 787 Dreamliner tiene una gama que “permite ampliar nuestros servicios de larga distancia a otras partes del mundo, manteniendo tarifas asequibles para todos”.